viernes, 13 de mayo de 2016

Lo guay es ser de derechas

Hoy en mi clase de alemán mi profesora contaba que la empresa Volkswagen, después de los últimos escándalos, ha decidido empezar a producir coches eléctricos. Por cada coche eléctrico que compre una persona, el gobierno alemán le da 1000€ de subvención. La profesora, indignada, ha empezado a decir que Volkswagen podía haber lo que quisiera (estafar y engañar), y aun así el gobierno alemán favorecía que se compraran sus coches. Y ha añadido: "¡mein Gott, me vuelvo hasta de izquierdas hablando de esto!".

Ah, hasta de izquierdas. MEIN GOTT, MY GOODNESS, cómo vamos a ser de izquierdas, ¿no? Ser de izquierdas ya no está de moda, porque eso significa que eres un rojo, un perroflauta, un podemita. Lo guay es ser de derechas para que nadie vaya a pensar que eres pobre, que tienes problemas para llegar a fin de mes o que no te puedes permitir una universidad privada. Pero es que estudiar, trabajar o defender la universidad pública está reñido con ser de derechas, caris. Defender un sistema público universitario de calidad, que está siendo progresivamente desmantelado en favor de las universidades privadas que sólo los ricos se puede pagar es una idea de izquierdas, de esa izquierda tan terrible que va a convertir nuestra nación única, grande y libre en una república bolivariana.


Ser de derechas y no ser rico, en este sistema en el que vivimos, es tirarte piedras a tu propio tejado. Ser de derechas es apoyar a un gobierno y a una ideología que culpabiliza a la clase media-baja y baja de la situación desesperada en la que viven ahora.  Que vende una falsa meritocracia en la que el único mérito es tener dinero, no importa su procedencia. Es apoyar a un gobierno que está vendiendo la sanidad pública trozo por trozo, que está cediendo terreno a colegios concertados dominados por una religión retrógrada y machista, una religión que casualmente no se llevó nunca muy bien con la ominosa izquierda. Ser de derechas y no poder pagarte una sanidad privada es favorecer que cuando te tengan que tratar un cáncer no haya recursos; que cuando tengas que enviar a tu hijos a la universidad y exista el 3+2, no puedas pagarles el máster porque se te ha acabado el paro, y los ahorros.

Pero el hijo del que es rico, de derechas, y tiene dinero en Panamá sí que va a tener dinero suficiente. De hecho, irá a cualquier universidad privada y después hará el mejor máster que pueda pagar, para trabajar en cualquier empresa de amigos/conocidos. Ése si será de derechas y apoyará la desmantelación del Estado de Bienestar, ese que hace que hijos de obreros y de la clase media puedan ir a la universidad o curarse un cáncer.

El problema es que nos han vendido la ideología de la clase dominante, y nosotros como gilipollas se la hemos comprado, y hemos aprendido que ser de izquierdas es malo malísimo y lo guay es decir que eres de derechas, aunque tu cuenta del banco esté en números rojos y tu pensión se la haya llevado Rato bajo el brazo. Porque, mein Gott, ¿cómo vamos a ser de izquierdas?



lunes, 7 de marzo de 2016

De feminismos y neologismos

Hace unas pocas horas publicaba el señor Rudolf Ortega en el periódico El País un artículo de opinión sobre la palabra 'donanatge' y el 'machismo hecho gramática". En pocas palabras: este señor reflexiona sobre la vergüenza ajena que le causa a los lingüistas el uso de neologismos como la palabra donanatge (mezcla de dona, mujer en catalán, y homenatge, homenaje). Se pregunta, incluso, si el uso de la palabra donanatge es un exceso o no, claro que no especifica qué tipo de exceso. ¿De feminismo, quizá? ¿De representación? ¿De uso lúdico del lenguaje? Imagino, entonces, que el señor Ortega se pasará los días quemando el capítulo 8 de Rayuela, ya que debe de parecerle extremadamente excesivo. ¿O quizá ese lenguaje no le molesta tanto porque no incluye la palabra dona?

Además, el señor Ortega reflexiona sobre la incomodidad de vivir con el uso del plural masculino como genérico, de lo cual pone ejemplos en su artículo. Debe sentirse oprimidísimo este señor. Dice que se ha encontrado con dificultades comunicativas por el hecho de que el género masculino cope el lenguaje español, no me quiero ni imaginar lo mal que lo ha debido pasar. Desde aquí, le doy mi más sincera palmadita en la espalda por todo el esfuerzo realizado.

Sigue el autor de nuestro artículo con la siguiente frase: "No me parece pues nada descabellado suponer que este uso del masculino es fruto de una cultura en la que el hombre ejerce el control sobre la mujer" [traducción del catalán] Ah, oye pues mira qué bien que no le parezca nada descabellado, menos mal. Ya estaba pensando yo que este era otro artículo de esos que critican el lenguaje inclusivo desde la posición del que no le afecta en absoluto pero NO ¿eh? ¡Qué no es descabellado suponerlo! Lo de buscar certeza en alguien que haya escrito sobre eso (que lAs hay...) ya tal.

Ortega acaba su artículo con un brillante párrafo, en el que empieza diciendo: "Quizás hay que llegar a un pacto intergèneres que encuentre soluciones que no destrocen el idioma ni hagan vergüenza ajena" [traducción del catalán]. Suponemos que es él el que tiene que decidir qué es lo que produce vergüenza ajena y qué no; porque a mí la palabra donanatge no me causa ningún tipo de aversión, vergüenza o urticaria como a él. Y para terminar, como no podía ser de otra forma, acaba con su perlita: "cada vez que hay una catástrofe "causada por la acción del hombre», o bien un incendio forestal "provocado por la mano del hombre», me pregunto: y la mujer qué?"



Y yo quisiera decirle a este hombre que debe de ser durísimo que el término HOMBRE se utilice en lugar de SER HUMANO para designar al total de la Humanidad. Debe de ser peor que los trabajos de Hércules también que el plural masculino se utilice como genérico y convierta en invisible a la mitad de la humanidad; que la gente se oponga a utilizar el vocablo "médica" o "diputada"o que un juez decida que llamar zorra a una mujer no es un insulto.

Debemos considerar una tragedia que el lenguaje se pliegue a los deseos de una catalanaparlante a la que se le haya ocurrido utilizar la palabra dona y eliminar home de homenatge, ¡por diosa, a quién no le causa esto vergüenza ajena! Y, encima, sin haberle consultado a él para que decidiera si causaba vergüenza ajena o no... qué atrevimiento.


Desde aquí, quiero lanzar el siguiente mensaje a La Caverna™: el lenguaje es tan tuyo como mío, y si no me representa por las buenas lo hará por las malas; ya sea creando neologismos o tirando la RAE por la ventana. ¿Estamos?

Y feliz y combativo día casi ocho de marzo ;)

sábado, 9 de enero de 2016

Emma Watson y Our Shared Self

Emma Watson, más conocida como Hermione Granger, ha comenzado un club de lectura feminista llamado Our Shared Self en la página web Goodreads: aquí tenéis la dirección. La dinámica es la siguiente: a principio de cada mes ella elige un libro (de teoría feminista) y la última semana se crea un foro para hacer un brainstorm y comentarlo. 

Es verdad que a Emma Watson, desde que dio el discurso en las Naciones Unidas sobre feminismo (HeForShe), le han llovido las críticas desde diferentes grupos feministas o diferentes secciones del feminismo. Su discurso en las Naciones Unidas fue, no vamos a negarlo, flojito flojito. Me refiero, ella nombra 'problemas' que sufren los hombres como "no poder llorar": Both men and women should feel free to be sensitive. A ver, a nosotras nos violan, nos asesinan, nos silencian, nos venden, nos practican la mutilación genital femenina... pero sí, supongo que lo de no poder llorar tiene que ser chungo también. Ella decide voluntariamente obviar la palabra "patriarcado" y omitir el hecho de que aquí existen dos grupos claramente diferenciados: uno el que se beneficia de él, y otro el que lo sufre. Que los hombres no puedan llorar, o que su trabajo como padres sea menos valorado por la sociedad que el de las madres es una consecuencia directa del machismo del que, millones de veces, se benefician. Para acabar con el machismo necesitamos la ayuda de los hombres, de eso no cabe la menor duda, pero esa ayuda pasa por hacer una revisión de sus privilegios y de la forma en la que participan de esa opresión, no quejándose de que no pueden llorar. 



El discurso de Watson también fue tildado de white feminist y de clasista. Es cierto que ella recalca el hecho de que deberían pagarle lo mismo que a sus compañeros masculinos; así como es cierto que Emma Watson disfruta de una serie de privilegios por ser blanca, europea y de clase alta. También es cierto que la elección de su primer libro (uno de Gloria Steinem) no es la más acertada, ya que continúa en esa dirección: blanca, occidental, clase media. 

PERO, y aquí viene el gran pero: Our Shared Self cuenta con más de 62000 miembros en apenas unos días. La voz de Emma Watson llega a una cantidad inimaginable de personas. ¿Es su feminismo 'blanco' y de clase alta? Sí. ¿Está Emma Watson en una posición privilegiada respecto al resto de las mortales? Sí ¿Sufre Emma Watson machismo? Sí, sin ninguna duda. Emma Watson sufre machismo de una forma diferente en que lo sufre una mujer negra de Detroit, pero lo sufre. Igual que todas. Igual que todos (aunque en menor medida). ¿Deberíamos todos unirnos a Our Shared Self? Sí, también. Es increíble la cantidad de gente que va a acercarse a la teoría feminista a través de Hermione Granger Emma Watson. Eso supone cada vez más gente feminista, cada vez más gente preocupada por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Sin embargo, esperemos que, en un futuro, elija autoras de otras 'razas' y backgrounds, para que pueda quitarse el estigma de 'feminista blanca'.

De todas formas,
Gracias Em. 


martes, 17 de febrero de 2015

¿Machismo, feminismo, hembrismo? Guía terminológica para el usuario perdido.

¿Piensas que machismo y feminismo son dos caras de la misma moneda? ¿Crees que el hembrismo existe? ¿Te han llamado alguna vez machitonta o machitonto por tu desconocimiento de la terminología de género? ¡Este es tu post!

En España es verdad que nos gustan las categorías binarias: el rojo o el azul, el Barça o el Madrid, Paracuellos o el Valle de los Caídos, la derecha o la izquierda, el machismo o ... ¿el feminismo?
Mucha gente parace no tener clara la definición de estos dos términos, e incluso opinan que el machismo y el feminismo son dos caras de la misma moneda, pero están completamente equivocados. Para que quede claro, vamos a especificar el significado de algunos términos:


  • Machismo: según la RAE (que ella sabe mucho de machismo, jé porque son unos malditos machistas todos) la definición de este es: "actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres". Bueno ya os adelanto yo que esto es falso. No es actitud de prepotencia, machismo es la discriminación sistemática de las mujeres (en todos los campos: política, economía, academia, etc.) en base a su género, es relegarlas a un papel inferior, es considerarlas socialmente inferiores. Machismo es dónde vivimos, cualquier país es machista, porque los hombres detentan el poder sobre las mujeres. Ahora bien, podemos penar que nosotros "no somos machistas" simplemente porque ayudamos (jé) en las tareas de casa, pero ESO es machista, amijos. Todos somos machistas porque nos hemos creado en ese sistema, y believe me, hace falta mucho tiempo, mucha lectura y mucho esfuerzo para identificar nuestros propios comportamientos machistas e intentar corregirlos. 
  • Patriarcado: así se ha denominado, en la teoría política feminista, al sistema social, económico, político y jurídico en el que los hombres son el grupo social dominante y las mujeres el grupo oprimido. Osea, donde vivimos. En este sistema, las mujeres son constantemente asesinadas (más de 50 mujeres asesinadas al año sólo en España), vejadas, violadas, ninguneadas, reciben menos sueldo, y la mayoría de las veces no tienen el control de su salud reproductiva o sexual, que suele ser cuestionada constantemente por un grupo de hombres enchaquetados. También conocido como heteropatriarcado ya que este sistema impone una heterosexualidad normativa, es decir, que ser gay/lesbiana/trans/queer está muy mal visto y a las personas de este colectivo le pasan cosas como que les pegan palizas, no les dejan casarse, reciben todo tipo de insultos, etc. 
  • Feminismo: ¡bien, llegamos al bueno! El feminismo es la creencia en la igualdad de derechos entre hombres/mujeres/intersexos en todos los campos: social, jurídico, económico, político. Así es chicos, no tiene nada que ver con Hitler ni con invadir Polonia. Es pensar que las mujeres y los hombres tienen que tener los mismos derechos que "en teoría" (sobre el papel, y no siempre) ya tienen. Cosas básicas como por ejemplo: que no te echen del trabajo por quedarte embarazada, poder ir por la calle por la noche sin riesgo de que te violen, poder acceder a puestos de responsabilidad, cobrar el mismo salarios que los hombres por el mismo trabajo, no sé, cosillas. 
  • Teoría política feminista: Si no sabéis que es la teoría política, buscad eso primero y luego venid aquí. La teoría política feminista hace referencia a todo el conjunto de obras, artículos, publicaciones, teorías, que tratan de analizar las causas de la opresión de las mujeres, que se produce dentro del patriarcado. Mucha gente ha teorizado sobre muchísimos temas: el porno, el matrimonio, la sexualidad, el aborto, el divorcio, la opresión de las mujeres negras, las cuotas (jé), etc. etc. etc. Por eso, antes de decir cualquier burrada sobre cualquier tema conviene informase un poco y ver qué es lo que la gente que sabe ha dicho antes que tú. 
  • Hembrismo: este también es uno de mis términos favoritos, junto con los unicornios. El hembrismo, es (en teoría) la puesta en práctica de la creencia de que las mujeres son mejores que los hombres. Osea, como el machismo pero al revés. ¿Qué pasa? ¿Que el hembrismo "no existe"? Ohhh :( quiero decir que el hembrismo solo sería posible en una sociedad en la que la mayoría de las mujeres ejerciesen el poder, y el grupo oprimido fuese el de los hombres. Como eso no existe, como no existe este supuesto "matriarcado" pues el hembrismo es, en la práctica, irrealizable. Ojo, yo pienso que sí se pueden tener actitudes hembristas, pero en este punto muchas feministas tienen distintas opiniones.

Y hasta aquí el femidiccionario de hoy. En realidad iba a escribir sobre otra cosa pero esta entrada es un poco básica, y en algún momento había que escribirla. Espero sinceramente que os haya aclarado un poquito las cosas. 

miércoles, 3 de diciembre de 2014

El Ayuntamiento de Sevilla y su cartel ¿accidentalmente? confuso sobre la Violencia de Género.

Llevaba tiempo rumiando un post sobre el nuevo cartel que el Excelentísimo Ayuntamiento de Sevilla ha decidido colocar en nuestra ciudad con motivo del 25-N, Día contra la Violencia Hacia las Mujeres, y hoy me he levantado con ganas de pelear un poco. Here we have the masterpiece:


Mediante este cartel, vemos como se relaciona el maltrato con 1) la prostitución, 2) un burka, 3) una ¿bola? con el símbolo del género masculino y 4) unas esposas. Con este tipo de símbolos, se está asociando la violencia de género a algo minoritario, puesto que las trabajadoras sexuales son un grupo minoritario, y no representa a la mayoría de las mujeres asesinadas. Además este colectivo no tiene ningún tipo de derecho laboral porque la prostitución, en teoría, no es legal, ¿cómo eligen un colectivo invisible ante la ley la regulación para representar a más del 50% de la población española, que es la que sufre la violencia de género todos los días?.
Además, con el dibujo del burka, se asocia la VG con una cultura que no es la hegemónica en España, la cultura musulmana. Supongo que el Ayuntamiento de Sevilla, o quién haya diseñado este cartel, no sabe que el burka no es propio de todas las sociedades musulmanas, sino que su uso mayoritario es en Afganistán. Además, imagino que tampoco saben que en España no se usa el burka, y que las mujeres que lo usan representan un % bajísimo en nuestra sociedad.
No entiendo muy bien el dibujo de la bola con el símbolo del género masculino, a no ser que se refiera a la opresión que sufren las mujeres debido al patriarcado, entonces puede que ese sea el único símbolo que tiene sentido. Sólo se me ocurre que represente eso o al Fantasma de Canterville, que también tenía una bola y la paseaba por la casa.
El dibujo de las esposas, espero que se refiera a los abusos que han sufrido las mujeres por parte de las fuerzas de seguridad nacionales de nuestra España querida, pero supongo que eso es sacar conclusiones precipitadas.

Vamos a dejar una cosa clara: la violencia de género no se representa mediante elementos externos a nuestra cultura o como algo que sólo le sucede a las prostitutas porque la violencia de género afecta a todas las mujeres en algún momento de su vida. Y no me refiero solo a recibir palizas por parte de tu pareja o a ser asesinada, que, obviamente, también. Me refiero a la violencia que sufrimos las mujeres aunque solo sea por salir a la calle. El otro día, de camino al gimnasio, un chico me gritó: "¡Cómo te follaría!. ¿Eso no es violencia? ¿Eso no es agresividad?
Represente usted un varón blanco gritando comentarios sexualmente agresivos en el cartel, señor Alcalde de Sevilla, porque eso también es violencia de género, y es mucho más representativo que una mujer con un burka.

Y ahora, vamos a las cifras de las mujeres ASESINADAS en España en 2014, fecha de actualización de los datos: 26 de noviembre. ¿Lo que me ha costado conseguirlos? Una búsqueda en Google.

Total              VÍCTIMAS 45 100,0%                   Total AGRESORES 45 100,0%
Nacionalidad: España 32 71,1%                           España 33 73,3%
                       Otros países 13 28,9%                   Otros países 12 26,7%
                       No consta 0 0,0%

Señores, MÁS DEL 70% de las víctimas MORTALES de violencia de género son ESPAÑOLAS, ¿por qué representamos como violencia un burka? ¿Por qué no representamos una mujer blanca, española, asesinada por su pareja, que es lo más representativo, lo que más ocurre? ¿Acaso se quiere perpetuar la imagen de que la VG no afecta a las blanquitas, sino solo a las afganas? ¿Qué imagen estamos dando? ¿Qué los hombres que se acuestan con prostitutas son maltratadores? ¿Y los que le pegan una paliza a su mujer no lo son? ¿Por qué se sigue protegiendo al hombre blanco de esta manera, que siendo el causante del 73% de los asesinatos ni siquiera sale representado en un cartel?

BASTA YA de dar información tergiversada, de disfrazar la violencia machista, de proteger al hombre blanco. NO es el machismo el que mata, los que matan son los hombres machistas, y así es como tiene que estar representado porque esa es la verdad, y de los hombres machistas que han asesinado en España en 2014, el 73% son ESPAÑOLES.

Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, la próxima vez que decida hacer un cartel, infórmese un poco.

domingo, 26 de octubre de 2014

Orange Is The New Black o la serie más feminista EVER

Aparezco por aquí un mes después de haber publicado mi última entrada (se nota lo de haber empezado a estudiar Interpretación) para hablaos de la que, para mí, es la serie más feminista que he visto hasta ahora: Orange Is The New Black. Si no la habéis visto, os diré que cuenta lo que sucede dentro de una cárcel de mujeres en Estados Unidos. A través de la protagonista nos adentramos en un submundo totalmente desconocido para ella y para nosotros.
Las razones por las que es una serie súper feminista parecen obvias a primera vista: para empezar, la mayoría de los personajes son mujeres. Además, hay mujeres de distinto background, no solo mujeres blancas de clase media-alta que es a lo que nos tienen acostumbrados las grandes cadenas de TV. No, hay mujeres latinas, blancas de clase alta, blancas de clase baja, negras, etc. Incluso una mujer trans. Así como de diferentes edades, no todas tienen de 20 a 30 años; y diferentes orientaciones sexuales. Esto le aporta a la serie una gran variedad de puntos de vista, de registros, de diversidad. Además, no tienen miedo de hablar de la sexualidad desde un punto de vista abierto y femenino (¡Extra, extra! ¡El sexo sin penetración también es sexo, no se necesita un pene!)
Aparte de esto, los personajes son complejos, cada una con su propia personalidad, y evolucionan de una forma extremadamente creíble. 

Ahora bien, esto es lo que se ve a simple vista, y es cierto. Pero para mí, lo que es aún más importante es que Orange Is The New Black es una serie para todos. Estamos acostumbrados a que las series "de mujeres", es decir, aquellas cuyos protagonistas son siempre mujeres: Desperate Housewives, Sex In The City, Girls, etc. estén destinadas mayoritariamente al público femenino. De esta manera, no encontrarás a muchos hombres que digan abiertamente que ven estas series, dado que no son para machos. 
PERO y aquí viene el pero, las mujeres estamos bastante acostumbradas a ver series que van dirigidas al público masculino: series que sus personajes más complejos y relevantes son hombres, y las mujeres son o bien una especie de complemento del hombre o bien un objeto sexual. No os pongo títulos porque basta con que penséis en una serie y probablemente encaje dentro de este esquema (si sois muy vagos, aquí van algunas: The Big Bang Theory, Sons of Anarchy, Breaking Bad, True Detective, etc.) La sociedad ha interiorizado que las series protagonizados por hombres, para hombres, con mayoría de personajes masculinos, es lo normal (por tanto, apto para hombres y mujeres) y lo contrario es sólo para mujeres. Sin embargo, esto no ocurre con OITNB. Esta serie es una serie para todos: hombres y mujeres pueden identificarse con diferentes personajes (hey, no pasa nada si los hombres se identifican con personajes femeninos, no se os cae nada al suelo, las mujeres nos identificamos con personajes masculinos all the time!). Con esta serie se ha demostrado que las mujeres son tan interesantes, relevantes, inteligentes y capaces de llenar la pantalla como los hombres (que era algo que ya sabíamos, pero aparentemente los medios de comunicación no). 

Así que si no la habéis visto, give it a try!

PD. Por si no lo habéis adivinado ya, su creadora es una mujer: Jenji Kohan. 





domingo, 21 de septiembre de 2014

Sobre la presunta violación de Málaga y las reacciones posteriores

Inauguro la nueva temporada 2014/2015 con una nueva entrada sobre algo que os resultará muy familiar: el famoso caso de la violación grupal de Málaga. Todos sabemos como comenzó el caso, que se hizo popular en apenas 24 horas, levantó muchísimo revuelo (hasta se hizo un hashtag en Twitter, #NoEstásSola) y se archivó la causa por falta de pruebas. Tras varios procesos legales resulta que la chica ha pactado con los chicos que en teoría no la violaron decir que se lo inventó todo para no pagarles una indemnización. La fiscalía pide para ella, ojo al dato, un año y tres meses de cárcel por (presunta) denuncia falsa.
Bien, reconozco que yo desde el primer momento apoyé por diversas redes sociales (especialmente Facebook y Twitter) a la presunta víctima. Si tenemos en cuenta que en España se produce una denuncia por violación cada 8 horas (sí, cuatro al día) y 25 agresiones sexuales DIARIAS, que la chica apareció llorando en un descampado, y que la relación sexual había sido entre cinco chicos y una chica, ¿cómo no ponerse de su parte? Lo raro es, a mi parecer, no haberlo hecho.
Resulta que aparentemente fue una denuncia falsa. ¿Ahora qué? Aparecen una serie de personas (la mayoría hombres, qué casualidad) que dicen que 1) pidamos perdón (?) 2) ¡DENUNCIAS FALSAS, EXISTEN, EXISTEN! y me han llegado a decir que iban a recordar tweets anteriores para echarse unas risas. Y yo digo no, perdón, imposible. No voy a pedir perdón por apoyar a lo que TODOS pensábamos que era una víctima de violación. Además, el hashtag #NoEstásSola no sólo le sirvió a ella, sirvió a todas aquellas mujeres a las que han violado alguna vez. Sirvió para demostrar la solidaridad y el poder que tiene el feminismo en nuestra sociedad hoy en día. Sirvió para que mucha gente supiera que lo es la cultura violación o rape culture.
Según los datos estadísticos las denuncias falsas son un 0,05%, ¿cómo íbamos a pensar que esta lo era? Cosa de la que ni siquiera estoy segura, porque sigo pensando que el caso es muy confuso y que la chica ha estado sometida a muchísima presión, a parte de que nuestra sociedad hay caso que no considera prácticamente violación (como por ejemplo, si al principio te parece bien y luego no quieres seguir, que te fuercen a seguir sigue siendo violación). Eso sin contar que una de las "pruebas" para archivar el caso era un selfie de la chica con los presuntos agresores...
Resumiendo, que he visto que muchos hombres (lo siento pero es así, eran todos hombres) están utilizando este caso para desprestigiar el feminismo, para expresar su misoginia, y para hablar de las denuncias falsas. Con el problema tan grande de violencia de género que tenemos en España, utilizar este caso como genérico es, cuanto menos, cínico.

Para acabar el post, os enseño otra noticia que espero que cause tanto revuelo como la anterior:
http://www.gaceta.es/noticias/menor-suicida-los-tres-dias-denunciar-violacion-15092014-1605
(esto de enlazar desde mi blog a La Gaceta no se repetirá muy a menudo, I swear!)